sábado, abril 26, 2014

Los abusos del poder

Gracias al procurador Ordoñez y sus abusos del poder, en estos momentos la capital del país vive un limbo jurídico jamás visto. Que el presidente de la Republica haga  y deshaga en una semana lo que hace, da mucho para analizar, sobre todo en medio de una contienda electoral, momentos en los cuales el presidente busca su reelección, sale con algunas cantinfladas.
Lo coherente es lo que está haciendo, si, impugnar la decisión del juez de restitución de tierra que ordeno acatar las medidas cautelares que el grupo jurídico de la presidencia no dijo que acataran, es decir un juez tiene más sapiencia, más conocimiento de leyes que el equipo de asesores de Juan Manuel.
Esta historia dista aun de terminar, parece mucho a las revisas de condorito, a Juan Manuel le dicen, suspende, y el tipo suspende, reintegra el tipo reintegra, no tiene un criterio definido, o mejor dicho no tiene un equipo jurídico de peso que le diga que debe hacer el gobierno ante tan desbarate al que el absoluto dueño del poder en Colombia nos ha remitido.
Todo este desbarate y limbo lo vivimos por los odios entre los que se llaman de la derecha y los que aparecen en la izquierda, al final este país es sabido que es un país de derecha, por lo que es más fácil apoyar al procurador.
Define la corte, define el desorden en el que estamos, en el que la noticia más abusiva y repetida es la destitución restitución de Petro. Petro aquel gran senador que denuncio los vínculos mafiosos del congreso de Uribe con los paramilitares, pero que como alcalde ha dado mucha papaya para tildarlo o llamarlo mal alcalde.
Gústenos o no, el alcalde que eligieron los bogotanos en el año 2011 se llama Gustavo Petro, aun con sus locuras y desbarates al momento de gobernar debe ser el alcalde electo hasta el año 2015, a menos que el pueblo lo revoque o que salga como Samuel moreno, rata, o corrupto como muchos uribistas hoy presos y prófugos del país.
Este desajuste jurídico solo es producto del abuso de poder y el odio al que nos somete el procurador, el cual distorsiona la realidad del país, y lleva a que cada vez más se polaricen las opiniones de un pueblo acostumbrado a la derecha, porque ver los espejos en Latinoamérica resulta muy cruel.


Perlas
  • Maldito cáncer, maldita enfermedad que te llevas personas buenas de un mundo podrido.
  • Así como hablan gobiernan, llenos de odio, eso es lo que una representante electa del llamado partido centro democrático hizo esta semana, se le salió el gamín que llevamos todos los colombianos, esos a los que les gusta que el presidente diga que le va a dar en la cara marica, y que se hacen llamar uribistas. Esa sera una curul vacia para el bien de Colombia.


sábado, abril 12, 2014

Me tienen coleto

Que pensara Rosendo Romero, que quería morirse como mueren los inviernos bajo el silencio de una noche veraniega? Que pensara de que ahora se le diga a una mujer que se la licuamos con los amigos no sacamos un batido? O tal vez qué dirán del hecho de que la mujer lo tiene coleto?.
Decir que los tiempos cambian y que la música evoluciona es un sofisma en el que buscamos creer para aceptar que la música de ahora es una evolución de los antepasados. Groso error, la poesía o filosofía no evoluciona en pos de degenerar una cultura, no se hace necesario el brincoleo o el golpeteo para asistir a una sociedad que olvidó sus orígenes en una melodía o sonsonete que habla de la cosita y que esa cosita la llama de nuevo la maravilla. Asi no, asi no quiero saber de folclor, eso es de todo menos vallenato.
Cierto día conversando con un amigo, hablábamos de la necesidad del ser humano de aislarse de la urbe, de eso que lo ha degenerado, que lo ha convertido en un ser en el que los sentimientos que afloran son los del perreo, el sandungueo para sentirse coleto.
Ya no vienen esas composiciones que hacían en los 60 y 70 en otras épocas, que hablaban de lo bueno que es el ser humano, así como de la esencia que lo hacía comparar las margaritas con la cara de una mujer o filosofar acerca de un momento de amor, que mil canciones sean como aquellas, aquellas que el poeta escribió, para mi novia que es una estrella. Hoy nos toca escuchar que el tipo esta coleto, que del batido de la ex novia con la que pasaba sabroso, sabroso, con sus amigos no saca  un licuado.
Ya no hay una cancion que hable de la reina, o que le agradezca al señor por hacerle caer en cuenta el mal camino en que iban, los compositores de ahora se han enfrascado en temas tan urbanos como tan dañinos, en medio de aquella conversación me hacía caer en cuenta que los compositores de antes eso que tenían el vallenato guardado en lo rural, alla pal campesino estudiaban con libros de leon tolstoi, pero que ante todo vivían en medio del campo, de la naturaleza, esa que le inspiraba temas sensibles y limpios de daño, es cuando caigo en cuenta que los mejores colegios hoy, los tratan de alejar de la sociedad, llevar a las personas a estudiar a sitios donde no se este contaminado, solo se vea la naturaleza, alejando al ser humano de todo lo que pueda ser dañino.
Hoy se le dice, que aqui esta la tuyo, o tal vez que lo tiene coleto, así como tienen coleto mis oídos, esa musica chevere de brincoleo, que quiere imponer el chavez del vallenato y todos sus seguidores, incluso el llamado mono, que a mi modo de ver es un silvestre chiquito, es decir un buen imitador de lo que esta de moda, todo esto es lo que hace que a estas alturas del partido hace que el vallenato este en un auge comercial pero no cultural.


Perlas:
  • Un Barcelona que ha caído en desgracia, pero lo más grave es no querer reconocer que se ha tocado fondo en la estructura, se buscan sensaciones que ya no hay, se quedan presos de un pasado que ya no es más el presente y no se entiende que el camino es mirar dentro y hacer la purga a la que le temió Guardiola cuando se fue.
  • Feliz semana santa a todos, que sea un tiempo de reflexión y de encuentro espiritual más que de parrandas y tragos.

sábado, abril 05, 2014

La ciudad que se muere de sed

Con sed las cosas son mas difíciles, difícil calmar a un pueblo que debe sufrir las consecuencias de un verano implacable y los resultados de malos dirigentes que no previeron el riesgo fatal de no contar con la suficiencia para cubrir las necesidades de la ciudad en cuestión del preciado líquido.
La gente se rebela al ver que en la ciudad que esta bordeada por la sierra que según Santos en 16 años no será más nevada,  no cuenta con agua, ya no hay agua ni para madrugar a halar con la motobomba. Ahora la ciudad se consume en el caos, en la negligencia de las autoridades que tratan de tomar medidas que aplaquen la sequía en la que esta Santa Marta, o en el hecho de negar llenar albercas en las casas de los barrios porque no se está autorizado.
Se sufre entre la gente del común, esa que debe pagar el recibo del agua, pero que agua no ve sino dos horas a la semana, que llega a cuenta gotas, casi como cansada, así como luce la naturaleza después de la furia del hombre, que la ha consumido y destruido, que no tiene piedad para desviar ríos en pos de acelerar la llamada locomotora minera, o en la que se desperdician toneladas de comida y muchos muriendo de hambre en el mundo.
Suena irrisorio que con tanto mar para explotar, la única forma de hacerlo sea sacar carbón y así seguir acabando con las especies marinas, o con el mismo ser humano, nos bastamos para hacerlo, somos ejemplo de autodestrucción, no nos concientizamos de que esas películas de los 90 que mostraban el fin del mundo y la guerra por el agua, no son más películas, ya son realidad, de esa realidad cruda y cruel que desata ante todos una calamidad.
Medidas que podemos tomar y que sirven para mitigar esta sequía en casa, al bañarse colocar debajo una ponchera o tazón, el agua que caiga usarla en el inodoro, al lavar el arroz, esa agua usarla para lavar los platos, al cepillarse los dientes cerrar la llave mientras no se usa. Incluso, una buena medida es bañarse en pareja.
Con ese mar tan imponente que se muestra ante la sierra que ya no será nevada según Santos, y no tener plantas desalinizadoras, hay que ser claros y extraer la sal del agua de mar para convertirla en agua potable es un proceso muy costoso; sin embargo, en algunos países la necesidad justifica el enorme consumo energético de las técnicas de desalinización. O sino seguiremos padeciendo lo que a la luz del día se ve, los policías protegiendo los intereses no del pueblo, porque el problema del orden publico lleva a las acciones de hecho, que en todo caso siempre serán injustificables, así como es injustificable que se le tire el ESMAD a unas señoras que se sientan a impedir que salga el carro de la cuadrilla que pide que los retengan para que llegue su superior. Pero ante un pueblo con sed, o en un hogar con niños pequeños que no cuenten con agua, la solución se queda corta. Ojala el alcalde de Santa Marta pueda hacer algo más que salir de paseo por las fincas de las estribaciones de la Sierra que ya no será nevada a cortar conexiones fraudulentas o sellar lavaderos de carros que también roban agua. Ojala se pueda no solo llenar su alberca Sr Alcalde, toda la ciudad necesita agua. No solo los amigos.

Perlas:
  • Irrespeto total al prójimo, no hay derecho a dañar la vida de una persona arrojándole ácido para causarle quemaduras y el daño tan irreparable como es acabar con su rostro. A estos personajes debe caerles no solo el peso de la ley sino el escarnio público de una sociedad que no valora los derechos del ser humano.
  • Sigue adelante el poder concedido por la constitución a un Procurador loco, a un personaje que en su afán de figurar en el país acaba con quien predique ideas en contra de su ideología.
  • De eso que ya no es vallenato, es mas una forma de cantar o no se que sera, que una canciòn diga que es un coleto, o que la otra menciones que de un licuado no sacara nada, es muy insultante, tan insultante que mis oídos no soportan escuchar a estos señores que se hacen llamar cantantes de vallenato.


Difamar, difamar y difamar

Al sector de ultraderecha Colombiana parece que le quedo gustando el repetir palabras al momento de lanzar sus frases, de ahí tenemos que ...