sábado, noviembre 28, 2015

La mala hora de la izquierda

Hace algunos años cuando la izquierda celebraba su primer gran triunfo al adjudicarse la alcaldía de Bogota con Lucho Garzon, se suponía que iniciaban una nueva época de resultados para el ideario de izquierda, y que con esa victoria de Lucho las cosas para los mas pobres mejorarían sustancialmente, se tendría ejemplo de gobierno de quienes siempre reclamaron el poder y no habían podido tenerlo. En especial se pensaba que Colombia, un país de pobres y eterna derecha existía la posibilidad de que tuviéramos un presidente de extracción humilde con ideas controversiales a la norma y la derecha reinante.
Las cosas cambiaron,  el pensamiento de quienes son de Izquierda y llegan al poder se ve resumido en las administraciones en Colombia de Garzon, Petro y Moreno, unos ineptos el otro todo un ladrón de poca monta, tan de poca monta que le huye a la justicia estando en manos de ella. En fin la política en Colombia es dinámica y estática, estática porque siempre para ser político hay que hacer marañas de las cuales seguro no se sentirán orgullosos.
Fue un boom, Latinoamérica giraba a la izquierda hace una década en la mayoría de países, a excepción de Colombia donde se mantenía en el poder la ultraderecha que pudo ser necesaria en ese momento de la historia. Acá, se hacía alarde del todo vale con el objetivo de acabar con la guerrilla, sin embargo años después eso no fue posible por la vía militar. 
Hoy las cosas siguen cambiando el el mundo, y se vuelve a girar a la derecha, el paso ya lo han dado en Argentina, y se aproxima a la vapuleada Venezuela, que vive en la miseria política con sus dirigentes, país en donde un chofer de bus envía a la carcel a un magister de Harvard con pruebas falsas y que influye  para que sus seguidores hagan marchas y actos de un supuesto apoyo que esperemos no sea cierto.

La mala hora de la izquierda se resume en entender que Bogotá castigue con el retorno de peñalosa apoyado por vargas lleras, los conservadores y el amigo Uribe. Allá esperan recuperar a Bogotá, lo que no han dicho es para quien lo van a hacer.


Perlas:

  • Nos consumen los americanismos, llamamos a rebajas del 20 y 30% el viernes negro, a ver si la gente que habla de Black Friday sabe el origen del termino...
  • Trancones interminables en Barranquilla, chicharrón grande el que le espera para solución a Alex char. 
  • Ay! Union Magdalena, como acabas las esperanzas de un pueblo. http://lobispo.blogspot.com.co/2015/11/el-precio-de-la-b-para-el-union.html

miércoles, noviembre 25, 2015

El precio de la B para el Unión Magdalena

Dolor, rabia e indignación produce la gestión de los dueños del Unión Magdalena, un equipo de fútbol pionero en Colombia, primer campeón del rentado nacional en ser costeño y que viva las penurias de un infierno llamado B desde hace 10 años y que sentenció en el escritorio la suerte de estar otro añito más jugando clásicos con el valledupar en vez de jugarlos con en Junior como dictaba la tradición.

Es un negocio estar en la segunda categoría, es un abuso contra la hinchada, pero sobre todo es decepcionante y un exabrupto que este equipo año tras año solo sirva para matar las esperanzas de un pueblo y quizás para seguir perdiendo seguidores que ven en otros equipos de fútbol, modelos de gestión y resultados que no encuentran en el equipo de la tierra.

No hay proceso, no hay jugadores, no hay técnico, no hay dueño, y no lo puede haber en una empresa llamada equipo de fútbol que es dirigida desde la carcel, allá a donde deben ir los técnicos y miembros de una pantomima llamada junta directiva a pedir autorización para hacer o deshacer.

El precio de la B para el unión, pasa por contar con la fortuna de ser miembro fundador de la Dimayor y por eso tener beneficios que otros equipos que han subido a primera no tenían. Pero que el Unión ha sabido manejar en perfil bajo, eso para no hacer notar que es un negocio vivir en la B, viaja por medio aéreo, se hospedan en buenos hoteles y de las transmisiones de televisión tienen mejor porcentaje que un Leonés de Turbó.
Lanzó una propuesta para la Dimayor y para la poca decencia que le queda a estos clubes que fueron algún día de la A y hoy son amos y señores de los estadios de la B, equipo que tenga más de 3 años seguidos en la segunda división pierda los beneficios que le da ser miembros fundadores de la Dimayor, que se pierdan los viajes en avión, que el hospedaje sea en hoteles de máximo dos estrellas, que no tengan transmisión de televisión y que se les prohíba colocar el valor de la boletería superior a 10 mil pesos. A ver si de esa manera se pellizcan y buscan la forma de subir. 

La negligencia en este equipo y el desorden administrativo es tal que se les olvidó que un jugador estaba suspendido por tener 5 tarjetas amarillas, se les olvida a todos, al técnico, al gerente, al mismo jugador y digámonos también, a la prensa de Santa Marta, prensa que acompaña a un equipo muerto sin alma y sin fútbol, y que solo tiene hinchada que pudo construir de generación en generación, más por amor a la camiseta que por resultados.

Otro año más, seguramente la misma historia de nunca acabar, los mismos jugadores traídos del valle o de afuera de la ciudad, al frente un técnico incapaz de subir o de gestionar un vestuario y el resultado una ciudad cuna del fútbol en Colombia sin estadio y sin fútbol profesional, el precio de la B para el Unión Magdalena lo pagamos los samarios.



sábado, noviembre 14, 2015

Fanatismo religioso

Doloroso lo que ocurre en el mundo por fanáticos religiosos que creen en dioses y que piensan y están convencidos que el dios que siguen es feliz de las locuras que hacen.
Lo que ocurrió en Francia hace un par de días nos recuerda lo doloroso que es la guerra y más cuando la vemos o la podemos ver tan cerca en la cotidianidad de quién algún día puede estar frente a la torre Eiffel.
Entrar gritando arengas en nombre de un dios que según estos fanáticos se siente orgulloso de la muerte que producen en Occidente, es aberrante, cruel y despiadado. Así como lo es la guerra que se vive en países como Siria, Irak y Afganistán, pero siempre de por medio la religión que ha dejado muchos niños huérfanos, quizás más que niños felices en el mundo.

Los ataques de París recuerdan lo frágil que es la vida humana ante semejantes que sufren de enfermedad mental llamada fanatismo religioso, muy similar a la enfermedad que sufren quienes se alegran de los golpes terroristas y que hacen broma del dolor ajeno, como lo hizo una señora de apellido cabal , que nunca ha estado en sus cabales y se burla de manera cínica del dolor mundial que produce tanto muerto inocente en medio de un conflicto sin sentido, todo por la bendita religión que siguen y predican con fusil en mano.

El fanatismo religioso como el político son las mayores causas de muerte y detonantes de guerra en el mundo, en un mundo que se basta solo con los seres humanos para destruirse.

Perlas:
* Yo dije hace rato que el técnico del union Magdalena es un mediocre, un incapaz. 11 años en la B lo demuestran. 

domingo, noviembre 08, 2015

Un cambio radical

Como los votos se mueven con razones, y esas razones son de peso económico en un país que se mueve entre miseria y riqueza, porque los que asoman como clase media tienden a ser atajados de algún modo, ya sea con impuestos o con mayor costo de vida. Esas razones movilizaron millones de votos, pero allanan de a poco el camino de quien parte con ventaja a las próximas elecciones presidenciales, quien aseguro alcaldía de Bogota con Peñalosa y ahora si vislumbran cambios para la capital, o mejor dicho ahora si se vislumbra el desarrollo que durante cuatro años se bloquearon por no estar de acuerdo con un gobierno de izquierda, que a la vista de todos pareció un gobierno inepto en ejecución.

El hecho de que el vicepresidente ejerza funciones que nunca antes un vice había hecho, teniendo en su poder dos ministerios con billeteras muy gorditas para gastar, supone una ventaja frente a todos sus contrincantes, y hay que decir que German es un buen ejecutor, ejerce como un excelente Director de proyectos, esta aquí y allá, supervisa obras y gestiona el billete ante quien hay que gestionarlo, involucra a los alcaldes, delega actividades, esta en constante seguimiento y visitas en todos los lugares del país, recorre Colombia gracias a las bondades que le ofreció Juan Manuel, antiguo enemigo suyo y hoy día su mejor amigo para dar el salto como Presidente en el año 2018.
Con la ejecución de las obras que hacen entre los dos ministerios que maneja Vargas Lleras, ha llegado progreso a donde nunca antes lo había hecho, es verdad. Se subsana una deuda histórica que tenia el país con muchas regiones olvidadas, pero todo tiene su costo, y el costo en este caso no es mas que burocrático y político, es cuestión de gana-gana, donde el partido de German revivió de las cenizas, emergió después de estar muy mal posicionado, logrando importantes victorias en las recientes elecciones, dieron un cambio radical precisamente el día que German perdió las elecciones del 2010, y decidió unirse a Juan Manuel, ahí entendió que la democracia esta demasiado sobre valorada como lo dice Frank Underwoord y que para movilizar gente que vaya a las urnas hay que hacer y dar de comer, en eso ha estado el vicepresidente, y eso es lo que ha catapultado a que su partido juegue un partido mas relevante y con mayor presencia en autoridades locales.

Conocedor Vargas Lleras de que los votos que necesita están en las regiones sumó a su partido fuerzas rechazadas por otros o quizás políticos y fuerzas muy cuestionados, todos hoy elegidos en nombre del partido cambio Radical, así como su nombre lo dice el partido de German hizo un cambio total para dar sus avales, en la Guajira le dieron a la princesa Negra, ganadora indiscutible de la Gobernación, y eso que al señor Galan le toco tragarse ese tremendo sapote, pero Vargas Lleras sabe como funciona el castillo de naipes, y a eso también apostó en Magdalena, reciclando para las filas del partido a la familia Cotes, cuando hace 4 años el partido liberal le negó el aval al mello, hoy día son parte del Cambio Radical.


Perlas:

  • La ciudad que está cambiando sigue sin estadio, claro que ha cambiado... Ya no hay fútbol... Y ahora, según parece el estadio prometido en power point no sera como lo pintaban sino mas pequeñito... Sigan firmes con el cambio...
  • El equipo de Santa Marta, sin estadio, sin fútbol, sin jugadores, sin alma, sin técnico, sin dueño, solo tiene una gran afición con la que no le alcanza para jugar bien, mucho menos para subir a la A.

Difamar, difamar y difamar

Al sector de ultraderecha Colombiana parece que le quedo gustando el repetir palabras al momento de lanzar sus frases, de ahí tenemos que ...