viernes, abril 22, 2016

Sea gente, buen ciudadano y estrene el cerebro

Vivimos en un mundo en donde las personas creen que no es compartido, creen muchos que el mundo es de ellos y los demás pagamos arriendo, se han perdido las buenas costumbres, no hay respeto, pero sobre todo no hay interés por el otro. Somos un poco deshumanos, y dada la tendencia mundial, estamos condenados a eso...
Venimos de miles de año de evolución en los que iniciamos siendo primates y fuimos evolucionando a través del tiempo hasta ser los seres pensantes y racionales que somos hoy día, sin embargo muchas personas se quedaron en la etapa de los hombres Neardentales, en las que primaba la fuerza y la malicia de ser mas astutos que los demás, sin tener respeto por unas normas básicas de convivencia, sino que piensan en su bienestar sin importar la convivencia y que estamos en una sociedad, que como tal debemos comportarnos, como seres sociales no primates.

Claro que el cuento no solo termina ahí, para nosotros los que fuimos conquistados por la escoria de la corona Española en el siglo XV, esa escoria que fue enviada a saquear y acabar con nuestros territorios, dejaron marcados en la genética de muchos ese pedazo de maldad, ese trozo de sapiencia suma que los hace los reyes de la calle, los reyes del montón, en donde no prima la conciencia ni la razón, sino que hace eco su inocultable sed de sentirse bien y creer que los demás estamos en este mundo pagando arriendo.

Como ciudadanos de bien deberíamos propender porque las normas básicas se cumplan, que la gente al llegar de un saludo o al despedirse, algo tan básico que a veces olvidamos, pero que solo se aprende en casa, eso no lo enseñan en la universidad ni en la calle. Y siguiendo con esa lista, existen los reyes de la brutalidad, los que llevan en su genética la mayor parte de esos ladrones, violadores y escoria española que vino algún día a estas tierras a saquear, entonces se creen con la capacidad de determinar que los que acatamos las leyes y normas somos débiles, son tan audaces que al momento de conducir su vehículo y ver que por delante hay una fila de carros, la sobrepasan invadiendo el carril, creyendo que son los dueños del mundo. y que hay de esos que parquean el carro en donde no se debe. Y es ahí donde se pregunta la gente que tiene por lo menos dos dedos de frente y este tipo que?? En que cabeza se le ocurre colocar un carro en la puerta de un garaje para obstruir la salida del vehículo que esta estacionado en su casa??.. Que sea gente, esta gente??? sera buen ciudadano, tan buen ciudadano que se enoja si le piden el favor de que no lo haga?? Mejor, que tenga claro que el mundo es para la gente de bien, que sea buen ciudadano y que por primera vez en su vida estrene el cerebro, y que de paso le den lecciones de educación a sus hijos.


Perlas:

  • Un país donde Nestor humberto, abogado de los grandes empresarios y el amigo de los políticos mas poderosos esta ad portas de ser el fiscal general, no esta destinado a cosas buenas. Pasaremos de una gestión de fiscal que abusaba en su poder, a uno que es amigo de quienes debe juzgar. Dios nos ampare.
  • No aguantamos mas el mal servicio de Electricaribe, pero hago claridad que hay empresas de servicios públicos que su servicio es peor, solo que no notamos tanto el mal servicio, pongo el caso de Gases del caribe, donde radique una queja hace mas de un mes por incremento de mi consumo, creyendo que hay una fuga y nunca fueron a revisarla. Solo hasta que nos toca usarla, entendemos que también prestan un pésimo servicio publico lleno de burocracia y procesos obsoletos.


sábado, abril 02, 2016

Un país bajo el pánico y el terror

Colombia tierra querida, país en donde algunos personajes que están huyendo de la justicia, organizan marchas y movilizaciones para pedir liberación de un sujeto condenado, otros juzgados y otros tantos cuestionados, que durante 8 años con el poder hicieron lo mismo y condenaban marchas. Rechazan la corrupción cuando ese mismo gobierno convocante de la marcha fue uno de los mas corruptos entregando dádivas a los políticos y pedía que mientras no estuvieran presos votaran los proyectos en el congreso. Y para concluir a estos amigos del centro democrático, piden apoyo al pueblo que cuestionaron cuando marchaba en contra de las políticas impuestas para privatizar y acabar con entidades estatales.
Pero no es de ese tema que quiero hablar hoy, eso es una anécdota que nos dejamos como país, en el cual nos matan los miedos, miedos generados en su mayoría por grandes frases y pequeñas acciones, pero que bastan para paralizar ciudades capitales como Santa Marta, Montería, paralizar regiones como las del Uraba y detener el transporte intermunicipal de muchas otras regiones.

Basta un audio difundido en un mensaje para generar pánico y terror en el Colombiano, basta un panfleto o un anuncio al que se le hace eco en un diario local para que las tiendas no abran, los buses no salgan a las calles, las universidades no impartan clases y sobre todo para que la gente se atrinchere en sus hogares temerosa de las acciones que impone el terrorismo criollo, impartido por los desmovilizados del proceso Uribe con los paramilitares.

Por esto, me pregunto... Este problemita de los clanes usuga, los urabeños y demás grupos armados que imponen la ley del hampa en la calle y que surgen y siguen a lo largo de los años ante la mirada dudosa de un gobierno que no sabe que hacer y que le cae otro problema mas en el peor momento de su gestión, donde el presidente tiene indices de impopularidad tan bajos que nunca se había visto algo igual en el país de la felicidad; Es nuevo?
 Ahora a seguir marchando dirán esos mismos que renegaban y trataban de terroristas a quienes marchaban hace 8 años. Porque así somos, somos tan así que el pánico nos acaba con un mensaje de terror, tal vez porque entendemos que el estado no hará mucho.








Enferma sociedad

Nuestra sociedad es sin lugar a dudas una sociedad consumida por la violencia que azotó este país por más de 5 décadas, y que apenas tratam...