sábado, mayo 27, 2017

La nueva diplomacia

La diplomacia se define como el manejo profesional de las relaciones entre los soberanos, algunos hablan a veces de ser diplomáticos entendiendo de que las personas que manejan el arte de la diplomacia son personas cautas y serias en su forma de proceder, además de tener cierto grado de raciocinio que los hace importantes.
Actualmente asistimos a lo que podemos denominar la nueva diplomacia, o la diplomacia moderna, es esa en la que el presidente del país más poderoso del mundo gobierna mediante el Twitter, incendia con sus comentarios las salas de redacción de la prensa, asiste a eventos en los que pisotea a los gobernantes de otros países y hasta es capaz de hacerle cariñitos en la mano al papa Francisco. Así, de ese tamaño es la diplomacia del presidente de los Estados Unidos actualmente, ese presidente que eligieron contra todos los pronósticos los norteamericanos, quizás guiados por el populismo que se impone en los tiempos modernos en este mundo que cada día parece más loco y que carece de esa diplomacia que pueda relacionarnos mejor.

La diplomacia es también el sentido común y comprensión aplicados a las relaciones internacionales., la aplicación de la inteligencia y el tacto a la dirección de las relaciones oficiales entre Gobiernos de Estados independientes. Pero más que eso, ser diplomático es ser cauto y coherente al hablar, es ser serio en las decisiones y sobre todo tener seriedad y tener mucho de cuidado con el otro, esa diplomacia falsa que se ejerce actualmente. Ser diplomático es tratar con respeto y educación a los otros, esto se ha perdido desde que llegaron al poder los Hugo Chávez, Álvaro Uribe, Donald Trump, Nicolás Maduro, personas que hicieron del populismo su bandera del poder y que a costilla de ese discurso se asentaron y lograron perpetuar ideas que terminan siendo eso, ideas y quimeras poco fácil de cumplir.

En esta época actual asistimos a una ola de nacionalismo y populismo que afecta las relaciones diplomáticas, tenemos de vecino a un presidente que desde su palacio presidencial instiga a quienes piensan diferente a su revolución, y en nuestro país tenemos a un ex presidente que desde su Twitter rompe todas la reglas de la educación y el respeto, es decir de la diplomacia que debería ostentar por su cargo de ex presidente y actual senador, así entonces llama Bandidito, mafioso, apoyados de las  farc  a periodistas, insulta a las madres que por su política perdieron a sus hijos, y hace más de lo mismo mientras sus seguidores funcionan como seguidores de cantante de reguetón que no les importa si sale al aire más 4 babys o felices los 4, poesía pura para unos y adefesio para otros. 

En eso está esta sociedad, en vivir sin dejar vivir al otro, dicen que los dirigidos se parecen a sus gobernantes, y que lo más importante es el estilo de liderazgo, la educación y el respeto desde Trump para abajo se ha perdido, alguno les parecerá chiste, a otros nos preocupa que la nueva diplomacia tenga estos personajes como jefes.


Perlas:

  • Santos les queda mal a todos, no en vano su nivel de desaprobación por más que posea un premio Nobel, una verdadera paz se construye desde lo social, y la educación es un pilar fundamental de ello, lo que hace con los maestros no es más que lo mismo de todos los gobiernos que se montan en el poder.



No hay comentarios.:

Enferma sociedad

Nuestra sociedad es sin lugar a dudas una sociedad consumida por la violencia que azotó este país por más de 5 décadas, y que apenas tratam...