miércoles, junio 07, 2017

Santos a todos les queda mal

Hace aproximadamente 3 años, y para esta misma época en aquel entonces el candidato presidente ofrecía, prometia y entregaba sin concesión alguna muchas mentiras que hoy no puede cumplir, en aquella campaña el Presidente hablaba de ser el país mejor educado de Latinoamérica, o de una paz completa, de menos impuestos, de acabar con la corrupción y otras tantas promesas que como buen político colombiano no ha podido cumplir. Y no ha podido cumplir, simplemente porque el presidente les queda mal  a todos. 

Era impensable en aquel entonces que el gobierno de un presidente ungido por el uribismo en el año 2010 y quien le quedo mal a su mentor cuando decidió hacer la paz con la guerrilla de las FARC, pudiese poner de acuerdo al centro, algunos sectores de derecha y a la izquierda colombiana en que el mal menor era que Santos continuara 4 años más en la casa de Nariño, muchos entendíamos en su momento que no podíamos permitir que Uribe volviera a gobernar y menos en cuerpo ajeno, decidimos entonces escoger entre el Cáncer y el SIDA, y así Santos con el apoyo del liberalismo, algunos sectores del partido conservador, las centrales obreras,  y los maestros logró derrocar a Uribe con su candidato Zuluaga, y no precisamente por su carisma o su popularidad, lo hizo por el sentimiento que se generó en el país de lo cerca que estaba la anhelada paz.

Hoy y cuando ya logró su cometido personal que era lograr el premio Nobel de paz, el presidente le da la espalda a los sectores que más necesitan de esa plata que prometió ahorrarse con la firma de la paz, esos 28 billones de pesos que se ufanaba de nombrar cuando decía que ese era el gran propósito, prometía que la educación sería una prioridad al igual que otros tantos problemas de nuestro país, que realmente no tienen solución y menos con un presidente con sus orígenes y antecedentes políticos. Hoy más que nunca entendemos el nivel de popularidad del presidente, lo supera la popularidad de Epa Colombia, a quien le hizo famosa en un partido de la selección Colombia, pero sobre todo entendemos cómo se puede caer tan bajo, por un lado otorgando concesiones y gastos en el postconflicto, y por otro lado dándole la espalda a los educadores que tanto se esfuerzan por que este país no termine con más personas como María Fernanda Cabal.

Como pretende el presidente que en su política educativa, se ofrezca la jornada única educativa para los estudiantes sin las condiciones mínimas necesarias para prestarlas, se ven colegios oficiales en los que la infraestructura no es la adecuada, niños con alimentos en estado reprochable y algunos sin el almuerzo que requieren por el hecho de estar hasta las 3 o 4 de la tardes en ciertos colegios. A los maestros, que están en un rango salarial de 1 a 3.4 millones, salario más alto que logran luego de tener que estudiar por su propia cuenta durante más de 25 años, para por fin lograr lo que llamaban el premio mayor o grado 14. 

Sabemos que pensar de este gobierno, es claro y no menos casualidad el porqué de su nivel de aprobación, por un lado tiene a un huérfano de poder como Álvaro Uribe, quien se queja del trato del presidente actual, olvidándose que él hace todo lo que criticaba como hablar mal de Colombia por fuera, o el hecho de que nunca se acordó de los maestros, por eso tal vez no se pronuncie acerca del paro, porque en su corazón grande quisiera decir que los maestros deben acabar con el paro y volver a clases, pero esto lo acercaría en postura con su gran enemigo político actual, y esto en un tipo de la calaña de Uribe no se lo puede permitir. Y por otro lado están las clases sociales menos favorecidas, quienes no entienden o no terminan de entender eso de la paz.

Yo apoyo a mi profe, y lo hago con convicción, con la misma que me permite él ser hijo de una educadora y por ser parte viva de la formación de las instituciones educativas oficiales, en épocas más precarias que las actuales, pero seguramente con mayor nivel educativo por la responsabilidad que existía en el modelo y en el proceso de formación hogar-colegio, y no como ahora que todo se le endilga a una institución, olvidando los valores que se imparten en el hogar. 
Por eso no es raro entender que Santos sea quien le quede mal a todos, hasta a la misma guerrilla con la que demoró 6 años pactando algo que no ha podido cumplir en las zonas veredales en donde también parece que la plata se convirtiera en minas de corrupción y de mala planificación.

Perlas:
  • Para un país como el nuestro, un candidato a la medida como Ordoñez. Dice que ama a la familia, si, ama a la suya, dice que es el candidato anti status, es el candidato de la misma corrupción con la que compró su reelección en la procuraduria, a la que se amarró hasta que más no pudo.

No hay comentarios.:

Enferma sociedad

Nuestra sociedad es sin lugar a dudas una sociedad consumida por la violencia que azotó este país por más de 5 décadas, y que apenas tratam...